Operarias de IAM y FCA se suman a la cooperativa Curamalán

30 agosto, 2013

Fabricarán aparado para la firma de alpargatas Taba, con una producción inicial de 5 mil pares semanales, con una proyección de 60 mil pares mensuales. Un total de 15 operarias sumaron compromiso y esfuerzo a un proyecto que generará puestos de trabajo genuino para todos aquellos cooperativistas que quieran sumarse.

 

Tras gestiones llevadas adelante por el Intendente Ricardo Moccero en conjunto con el bloque de concejales del Movimiento para la Victoria, encabezado por el ingeniero Osvaldo Fuentes Lema y el Consejo para la Producción y Desarrollo de Coronel Suárez –COPRODESU—se puso en marcha un proyecto productivo con la cooperativa Curamalán, incorporando a trabajadoras de los talleres IAM y FCA (Federación de Calzado Argentina), en la producción de aparado para la firma de alpargata Taba; atentos a la situación suscitada en ambos talleres y con el firme compromiso de “recuperar los puestos laborales” de las operarias de los talleres.

En este sentido, el ingeniero Osvaldo Fuentes Lema indicó que preocupados por la situación de las trabajadoras, de inmediato se tomó contacto con los directivos de la Cooperativa Curamalán, encabezada por Ricardo Grillo, para consensuar las acciones necesarias para impulsar un proyecto productivo con la empresa IWO CILICIA SA, fabricantes de las reconocidas alpargatas TABA, sumando al plantel cooperativista a operarias del taller FCA y IAM.

“Desde ayer –por el lunes—tenemos en Coronel Suárez (en el taller) cinco mil pares para confeccionar el aparado de la alpargata (capellada) que será realizado por operarias de FCA quienes se sumaron a los siete días de haber finalizado el trabajo en el taller, incorporando a operarias de IAM que trabajarán en Santa María, bajo la órbita de la cooperativa”, detalló Fuentes Lema.

Además indicó que realizaron las averiguaciones pertinentes en el INAES (Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social) recibiendo el “respaldo legal” del órgano que coordina a las cooperativas de trabajo, en lo que se refiere a la incorporación de las nuevas trabajadoras.

Con contundencia Fuentes Lema afirmó que “mientras muchos hablan sobre cómo solucionar el problema, nosotros nos pusimos en marcha para garantizarles la continuidad de trabajo a estas personas; acá hubo mucho discurso político sobre el tema y fueron pocos los que se pusieron a trabajar” afirmó.

“Hoy podemos mostrar el resultado de las gestiones que se traducen en que 15 operarias están trabajando con la posibilidad de sumar a más gente a la cooperativa o interesadas en iniciar proyectos productivos” aseguró al tiempo que adelantó una reunión entre cooperativistas y talleres autogestionados con el objeto de conformar una mesa de trabajo de mutuo.

Fuentes Lema subrayó la “solidaridad” de quienes integran la cooperativa Curamalán, abriendo sus puertas para la incorporación de los trabajadores, devolviéndoles la dignidad de una fuente de trabajo.

Por su parte, Jorge Insúa – administrativo de la cooperativa—y Marta Funes –responsable del producto– fueron quienes coordinaron la incorporación de las operarias de FCA –que lo hicieron siete días después de haber finalizado el trabajo en el taller donde se desempeñaban—al igual que las trabajadoras del taller de IAM.

“Estamos a casi 40 días del cese de los talleres y los trabajadores han cobrado un jornal de aproximadamente 4 mil pesos con la cooperativa, realizando en un principio aparados para talleres de la zona contando con el apoyo del COPRODESU”, indicó Insúa al tiempo que afirmó que comenzarán con una producción de 5 mil pares de aparado de alpargatas por semana, con una proyección de 60 mil pares mensuales.

“La semana próxima tenemos previsto que el presidente de la firma Taba, Sergio Telecemian (vicepresidente de la Cámara de Calzado) esté visitando la cooperativa” adelantó.

Marta Funes destacó la excelente predisposición de los empresarios de la firma Taba, quienes les aseguraron la continuidad laboral con la posibilidad de “ampliar la cantidad de productos” producidos, generando a su vez, mayor trabajo a los demás emprendimientos locales, que en la actualidad dependen exclusivamente de VDA Argentina.

“El crecimiento va a depender de nosotros; hoy empezamos con quince personas para fabricar los 5 mil pares semanales; proyectándonos a unos 50 cooperativistas que fabriquen los 60 mil pares mensuales que pretende la empresa” finalizó.

 

Noticias Relacionadas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *