“Pregúntele a Karina si siempre se portó bien conmigo”

2 septiembre, 2013

“No quiero quilombo”, dijo Karina Jelinek en la entrevista con Ciudad Goti-K en Radio La Red sobre su divorcio con Leo Fariña, pero por las declaraciones del joven empresario parece que no será así.

Fariña pidió derecho a réplica, salió en comunicación telefónica en Intrusos y aseguró que su mujer
rompió un pacto que había entre ellos: “No es lo yo había hablado con Karina en privado. Habíamos hecho un acuerdo. Si ella quiere salir a inventar para resguardarse a ella, me parece todo bien. No me importa”.

En la conversación con Jorge Rial, Fariña se mostró muy enojado y dio a entender que su mujer le había sido infiel. Contó una situación extraña que vivieron en su casamiento cuando le tuvo que poner el anillo de bodas y se cayó en medio de la ceremonia. “Pregúntele a Karina si siempre se portó bien conmigo y qué le tuve que aguantar yo a ella”, agregó, misterioso.

También se refirió a las declaraciones de la modelo sobre su hijo Salvador: “Nosotros cuando nos conocimos, teníamos un acuerdo no involucrar en cuestiones mediáticas a mi familia”.

“Salvador es mi hijo, ella lo sabe… Estoy orgulloso de mi hijo. Puedo no ser el mejor padre, el mejor
hermano, el mejor hijo y el mejor marido. Me parece muy bajo que Karina siendo mi esposa utilice estos artilugios para embarrar la situación”, expresó, y desafiante aseguró que le “importan un carajo” lo que digan los “abogados mediáticos” que la asesoran en el trámite de divorcio: “Que se siente con todos los abogados que quiera, que haga el juicio de divorcio que se le cante, porque de mi parte se terminó la buena voluntad con ella”.

“Me senté en juzgado federal, en una causa federal a defender las cosas en las que yo mismo me autoincriminé para desmentir todas las boludeces que dijeron de mí y se piensan que le tengo miedo a Karina Jelinek, que supuestamente se casó por amor conmigo y ahora me viene a pedir una suma irrisoria. Como hombre no puedo hacer más que reconocer los errores que tuve, más no puede hacer. Si quieren hacer leña del árbol caído, es otro tema. Karina Jelinek con todos los inventos que quiere hacer y con su defensa, me chupa la pi…”, respondió con un exabrupto en el final de la comunicación telefónica.

Noticias Relacionadas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *