El kirchnerismo quiere poner las reglas de juego en las internas del Partido Justicialista

19 septiembre, 2013

escandar

 

 

Los resultados de las encuestas obligan al oficialismo a cerrar filas lo antes posible. El goteo de dirigentes a las filas del massismo se puede convertir en una diáspora. Por eso no resulta extraña la preocupación por proteger un nicho que, aunque inactivo de momento, puede ser clave en una elección: el Partido Justicialista.

El Gobierno sabe del peligro que corre. Tras dos prórrogas, la Justicia dispuso que esa fuerza tenga sus internas el 15 de diciembre. Lo hará a nivel nacional y también en la Provincia. Mientras que en el plano general la Casa Rosada parece tener la situación bajo control con una liga de gobernadores domesticada, en territorio bonaerense el riesgo está a la vuelta de la esquina. A esta altura Sergio Massa parece tener la victoria asegurada en las legislativas de octubre y eso podría influir en los comicios partidarios.

Pese a que no lo mencionó, es más que probable que esa inquietud haya movido al diputado Carlos Kunkel a pedir una nueva postergación de las elecciones. “No habrá tiempo”, aseguró, y se excusó en la depuración de padrones. ¿El plazo? “Semana Santa de 2014”, propuso.

En declaraciones a las agencia DyN, Kunkel señaló la “necesidad de reordenar el peronismo bonaerense” antes del PJ nacional, como paso previo a la selección de candidatos a la sucesión presidencial de 2015. Para ese “reordenamiento” planteó restricciones. “Los que fueron candidatos por otro partido sin autorización del Consejo, no pueden participar de estas internas”, dijo, en una declaración que parece tener un destinatario definido: el intendente de Tigre.

Kunkel no se molestó en maquillar sus diferencias con Daniel Scioli, quien preside el PJ desde la muerte de Néstor Kirchner. “No es mi tipo”, dijo al evaluar posibles candidatos a suceder a Cristina Kirchner en 2015. Admitió, no obstante, que “todos (los gobernadores del PJ) pueden ser”.

Para el diputado, “no” deberían presidir el Partido Justicialista “quienes tengan aspiraciones a cargos ejecutivos en 2015”. Su propuesta afecta la continuidad del gobernador bonaerense al frente del partido; Scioli no oculta sus intenciones de participar en las presidenciales.

Sobre la presión que podría ejercer la Presidente en la selección del candidato a sucederla por el PJ en 2015, Kunkel dijo que “ella podrá decir que respalda a tal lista”, pero reclamó también para el PJ nacional “una conducción del partido equilibrada que trabaje para arrimar a todos los sectores”.

Aunque aclaró que se trata de “una visión a título personal”, y que la Presidente –a quien calificó como “la única jefa del PJ”– aún no tomó postura, Kunkel dijo que “el que sea presidente del partido en la provincia de Buenos Aires, no va a ser candidato a nada”.

Noticias Relacionadas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *