Una temática que asusta: el consumo de marihuana en los jóvenes

29 octubre, 2013

Santarelli-Adassus

Con los últimos recitales que se disfrutaron en Coronel Suárez, surgieron las preocupaciones naturales sobre el consumo de marihuana por parte de los jóvenes, ya que varios de ellos aprovecharon el anonimato del “pogo” para pasar desapercibidos y consumir en público.

A raíz de algunos comentarios y cartas de lector en medios de comunicación que daban cuenta el desconocimiento que existe sobre la temática, dialogamos con María Inés Santarelli, psicóloga integrante del Centro de Prevención de Adicciones –CPA- para conocer detalles de esta realidad que afecta no sólo a nuestra ciudad sino a todo el país.

Al respecto, Santarelli indicó que Coronel Suárez no está ajeno al aumento del consumo, “porque la disponibilidad que hay de la sustancia hoy en día es mayor que la de hace un tiempo atrás. Debemos hacer más actividades desde lo preventivo y lo comunitario”.

“La tolerancia a nivel social, la naturalización del hecho, crece proporcionalmente a la demanda y la accesibilidad tanto al alcohol como a la marihuana. Esto es lo que es notorio en los últimos tiempos”, contó la profesional.

Sobre cómo una persona se inicia en el consumo, la psicóloga señaló que “en muchos casos, tiene que ver con la recreación pero termina siendo un problema. No podemos decir que todo aquel que consume con cierta frecuencia terminará siendo adicto, pero tampoco podemos perderlo de vista porque hay muchos a los que sí les pasa. En el servicio, la gente que solicita ayuda lo hace desde el sufrimiento”.

Consultada sobre las edades de las personas que se acercan al CPA en busca de ayuda, Santarelli dijo que van desde los 13 o 14 años hasta pasados los 40. Los más  jóvenes no recurren por motivación propia, sino que en general son llevados por alguien que está preocupado, porque ellos no registran la existencia de un problema.

“El grueso de personas que estamos atendiendo tienen entre 25 y 40 años y están en otra situación porque llevan más tiempo de consumo, lo que trajo otras consecuencias. Además, no tienen el discurso de “cuando quiero, lo dejo”. Por eso, los tratamientos son muy distintos”, aseguró.

“Los padres se sienten un poco perdidos con respecto a la problemática.  No es necesario salir de noche para que los chicos consigan alcohol o marihuana y en las consultas preguntan cuáles son los indicadores de consumo de drogas en un joven o porque sospechan que algunos integrantes del grupo de amigos de sus hijos, lo hacen”, finalizó la profesional.

Aquellos que quieran hacer consultas de orientación en el Centro de Prevención de Adicciones, pueden dirigirse a la oficina en el primer piso del edificio Daniel Parenti, en calle Avellaneda 1.500, de lunes a viernes de 8 a 14.

También, pueden comunicarse al 02926-429490. Las consultas, tanto telefónicas como personales, son gratuitas y anónimas.

Noticias Relacionadas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *