Forza Calefacción: un grupo que enciende la industria nacional y el asociativismo en Coronel Suárez

6 noviembre, 2013

forza 2

 

El grupo Forza Calefacción se dedica a la fabricación de estufas de doble combustión en Coronel Suárez (provincia de Buenos Aires). El clúster está conformado por 5 Pymes metalmecánicas que pudieron desarrollar, a escala industrial, un innovador sistema para calefacción central y convertirse en una industria constituida.

El Ministerio de Industria promueve, a través del Programa Sistema Productivos Locales (SPL), a este grupo asociativo que pudo aumentar la producción, con la automatización de varios procesos industriales, y encarar un proceso productivo de manera sistemática y en serie. Además, Forza Calefacción da trabajo a más de 90 personas. Con aporte del Ministerio, el grupo compró una plegadora y cortadora de hierro: herramientas claves para duplicar la producción este año, lo que hizo necesaria la contratación de 10 nuevos trabajadores.

Forza Calefacción realiza un producto no tradicional: una estufa que utiliza un doble circuito de combustión. El primero de ellos se produce con la quema de la leña de manera tradicional en un gabinete hermético, luego el humo es atrapado por una cámara superior. Esto produce una combustión adicional que produce más calor que calienta en aire y produce muchas más calorías que las que se logran con un fogón o una estufa hogar.

Para Carlos Fuster, coordinador de este clúster, “el asociativismo permite juntar esfuerzos de empresas chicas que quizás nunca tuvieron la posibilidad de desarrollarse solo por el hecho de ser pequeñas”.

En este sentido, el rol que juega el programa Sistema Productivos Locales (SPL) es importante porque las pequeñas empresas y emprendedores logran la asignación y financiamiento necesario para comprar maquinaria y el desarrollo de una estrategia comercial: “Por ejemplo, a un emprendedor que hacía rejas le resultaba imposible juntar esa plata para la fabricación de su producto. Entonces, con este tipo de programa, y por el aporte económico, se desarrolla el producto final. El mismo les enseña muchas cosas que de otra manera no podrían hacer porque no tienen el nivel de la industria, sino la del emprendedor. Una de las cosas mas importantes que se logra es el paso de emprendedor a empresario”, reflexionó Carlos Fuster al respecto.

La evolución del grupo asociativo y el aporte del Ministerio permitieron mantener las fuentes de trabajo durante todo el año, a pesar de que las ventas son estacionales. El trabajo estival les permite la formación de stock que se comercializa en otoño e invierno. Sin embargo, el crecimiento de Forza Calefacción les permitirá cerrar convenios con otras cadenas de comercio para aumentar la oferta: esto significará más demanda y más producción a este grupo productivo de emprendedores. Fuster explica que “sin ningún tipo de apoyo económico, el camino hubiese sido el doble de costoso”.

La presencia del Ministerio de Industria de la Nación, a través del programa de Sistemas Productivos Locales, brinda asistencia técnica y financiera para la formulación de un proyecto de trabajo asociativo entre empresas del mismo sector o cadena de valor que buscan concretar objetivos difíciles para las empresas consideradas individualmente. Como el caso de Forza Calefacción, en Coronel Suárez, que les permitirá conformar volúmenes importantes destinados a la exportación o el acceso a nuevas tecnologías, además de aumentar la escala y la competitividad.

Noticias Relacionadas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *