Capitanich aseguró que “Twitter no es la vía” para solicitar Gendarmería

5 diciembre, 2013

“La seguridad pública es una facultad política no delegada de las provincias al gobierno nacional”, sostuvo el jefe de ministros, al referirse a la situación en Córdoba durante una conferencia de prensa desarrollada esta tarde en Casa de Gobierno, en la que recordó además que en “la ley de Seguridad Interior se establece la condición del uso de fuerzas de seguridad nacional”.

En ese marco, el jefe de Gabinete confirmó que el próximo martes recibirá al gobernador José Manuel de la Sota y respondió una vez más al mandatario cordobés, quien aseguró no haber contado con el apoyo del gobierno nacional durante los momentos de mayor tensión en su provincia.

Capitanich aclaró que “cuando dice el gobernador de la provincia de Córdoba que se comunicó con un número, es un teléfono que yo no tengo más”, y reiteró que “la seguridad pública es una facultad de las provincias y existe un procedimiento contemplado en la ley que nosotros tenemos que acatar”.

“La ley 24.059, de Seguridad Interior, establece claramente la posibilidad del uso de las fuerzas de seguridad nacional, por lo tanto cuando uno tiene la responsabilidad del ejercicio de la función pública tiene que resguardar el marco jurídico-legal”, explicó.

“Por tanto, cualquier uso capcioso de la información o de interpretación política forma parte del debate público y democrático pero las responsabilidades en la función pública las tenemos que respetar” puntualizó y aclaró que “en ningún momento dije que no íbamos a movilizar a la Gendarmería si se cumplían los pasos”.

El jefe de Gabinete recordó además que “una funcionaria del gobierno cordobés estableció claramente que (la administración provincial) no había hecho los requerimientos formales a la Nación”, para que asista a la provincia con las fuerzas de seguridad nacionales, durante la grave crisis, que provocó un muerto, alrededor de cien heridos, saqueos y destrozos en distintos comercios.

Tras aclarar que no está en el ánimo del Gobierno continuar con la polémica, Capitanich mencionó que “lamentablemente el gobernador de la provincia de Córdoba tuvo un compromiso anterior y estaba en Panamá, porque tenía que viajar a Colombia, pero los episodios empezaron a estructurarse con anterioridad”.

Al hablar ante los periodistas acreditados en Casa de Gobierno, el funcionario ratificó además la voluntad del gobierno nacional de “resolver los conflictos” y agregó que el autoacuartelamiento policial en Córdoba, raíz de la grave situación vivida en esa provincia “no comenzó de un momento para el otro”.

“Si hay un conflicto de estas características que tenga que ver estrictamente con un conflicto salarial, no comienza de un momento para el otro”, aseveró.

En ese contexto, agregó que “los que fuimos gobernadores sabemos que hay que estar atentos a todos los conflictos y establecer mecanismos preventivos” porque “los episodios (en Córdoba) empezaron a con anticipación”.

“Yo he sido gobernador del Chaco y jamás he tenido un episodio de esta naturaleza”, completó Capitanich.
Por otra parte, el jefe de ministros apuntó que “en ese momento (de los disturbios en Córdoba), con el secretario Sergio Berni estábamos armando un mecanismo para restablecer la energía eléctrica en gran parte de la población del conurbano”.

Noticias Relacionadas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *