Absuelven a De la Rúa y al resto de los acusados en el caso de los sobornos

24 diciembre, 2013

de la rua

Trece años después de los hechos denunciados, l a Justicia absolvió ayer al ex presidente Fernando de la Rúa , a varios funcionarios de su gobierno y a cuatro ex senadores justicialistas en la causa en que se los investigaba por el presunto pago de millonarios sobornos para aprobar una ley laboral, en el año 2000.

Los jueces consideraron que las coimas no existieron y que el arrepentido que confesó haber pagado los sobornos es un embaucador que puso en jaque las instituciones republicanas y que contó con la falta de imparcialidad del juez federal Daniel Rafecas, al que denunciaron ante el Consejo de la Magistratura.

Luego de la lectura del fallo, De la Rúa dijo en el subsuelo de los tribunales de Comodoro Py que se probó así que no hubo corrupción durante su gobierno y que con esta resolución le devolvieron su dignidad.

El fallo fue dictado por los jueces del Tribunal Oral Federal Nº 3, Miguel Pons, Guillermo Gordo y Fernando Ramírez, que difundieron un resumen de los fundamentos de su sentencia, en la que señalaron que los pagos directamente no existieron y que no hubo ninguna reunión en la Casa Rosada donde De la Rúa hubiera ordenado pagos.

Además, los jueces sugirieron la existencia de un plan para prearmar pruebas porque el arrepentido Mario Pontaquarto cobró dinero, porque antes de declarar estuvo reunido con políticos de alto nivel y porque se realizó un sumario en la SIDE, lo que los indujo a pensar que se quiso “manipular la dirección de la investigación”.

Los absueltos son el ex presidente De la Rúa, el ex jefe de la SIDE Fernando de Santibañes, el ex ministro de Trabajo Alberto Flamarique y los ex senadores peronistas Augusto Alasino, Alberto Tell, Remo Constanzo y Ricardo Branda, además del arrepentido Pontaquarto, que en el año 2000 era secretario administrativo del Senado.

Los jueces son los mismos que hace 10 años declararon nula casi toda la causa AMIA y absolvieron a todos los acusados en esa investigación al denunciar un complot de funcionarios de los tres poderes del Estado para encontrar falsos culpables.

El tribunal, además, denunció por falso testimonio al ex jefe de gobierno Aníbal Ibarra y al dirigente Daniel Bravo, y mandó a investigar a la SIDE, a Pontaquarto y a su abogado Hugo Wortman Jofré, a quien denunció ante el Colegio de Abogados. También pidió que se investigue a funcionarios judiciales que intervinieron en la causa, incluido el juez Rafecas, y ordenó que las costas del juicio sean pagadas por el propio Estado a través de la Oficina Anticorrupción (OA).

Los jueces mencionaron al ex jefe de Gabinete Alberto Fernández, a Ibarra y a Bravo como los políticos a los que visitó Pontaquarto antes de declarar ante la Justicia.

Le bastaron cinco minutos al juez Miguel Pons para leer la sentencia con las absoluciones en la sala de audiencias donde tuvo lugar el juicio por la AMIA, hace 10 años. De la Rúa se mantuvo con la mirada baja, sin reacciones visibles, rodeado por sus abogados Valeria Corbacho y Jorge Kirszenbaum.

Detrás de un blindex, los familiares del ex presidente y de los ex senadores del PJ festejaron con un aplauso cerrado.

A LAS TROMPADAS
Pontaquarto y Alasino se destacaron entre los festejos, porque casi se agarran a las trompadas en medio de la sala de audiencias, convenientemente refrescada por los equipos de aire acondicionado. Cuando terminó la lectura, el arrepentido le dijo al ex senador entrerriano: “¡Puto! ¡Cagón¡ ¡Gil! ¡Vení!”. En realidad, ya venían discutiendo desde anteriores audiencias, luego de que Alasino lo trató de “buchón”.

Pero el ir y venir de palabras llegó ayer a las manos. Alasino le tiró una cachetada, que no llegó a destino, aunque Pontaquarto aseguró que le pegó y trató de denunciarlo ante el tribunal, que lo mandó a la comisaría de la zona.

Pontaquarto fue el único absuelto que se enojó tras la lectura del fallo. Fuera de los tribunales, con 35 grados de sensación térmica, Pontaquarto dijo, visiblemente acalorado, que era una fallo vergonzoso y que esperaba que lo hubieran condenado. Deseaba, dijo el arrepentido, que la fiscalía y la querella, no su abogado, apelaran la sentencia . “Yo debía haber tenido una condena porque me autoincriminé en un delito de corrupción”, señaló.

Los jueces del tribunal criticaron con ferocidad la manera en que se investigó el caso y mencionaron a todos los jueces que intervinieron, desde el primero, Carlos Liporace, hasta el último, Daniel Rafecas, pasando por los fiscales de la investigación: Federico Delgado y Eduardo Freiler, hoy camarista federal.

Además pidieron que se investiguen en una causa aparte el modo en que se presentó Pontaquarto en tribunales como arrepentido y los supuestos delitos cometidos durante el sumario que hizo la SIDE.

Los jueces del tribunal también pidieron que se investigue a los funcionarios judiciales que participaron de la declaración testimonial de Luis Ruidía, el chofer de Santibañes, quien declaró bajo presión sobre los pagos y terminó denunciado por falso testimonio porque su versión se contradice con la de Pontaquarto.

UN FALLO QUE TARDÓ EN LLEGAR
Cronología de un caso que conmovió a la política argentina

  • 26 de abril de 2000
    Reforma laboral
    El Congreso, con mayoría del PJ, aprueba una modificación de las leyes laborales, con una mayor flexibilidad
  • 12 diciembre 2003
    El arrepentido
    Mario Pontaquarto confiesa que repartió sobornos por orden de De la Rúa. También lo relata a la revista TXT
  • 25 febrero de 2008
    De la Rúa, procesado
    Rafecas procesa al ex presidente como autor de cohecho activo agravado. En agosto 2009 confirma la medida
  • 14 de agosto de 2012
    Comienza el juicio
    Se inicia el proceso por las coimas. Además de De la Rúa están procesados otros 9 ex funcionarios y ex senadores
  • 23 diciembre 2013
    Todos absueltos
    El tribunal oral terminó por absolver a todos los acusados con graves denuncias de irregularidades en la causa.

Fuente: La Nación.

Noticias Relacionadas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *