El Gobierno desactivó la protesta policial que buscaba frenar las sanciones

12 febrero, 2021

Finalmente la movida que empujaban algunos grupos por redes sociales se desinfló tras la intervención del gobernador Axel Kicillof y el ministro Sergio Berni.

Este jueves no hubo concentraciones ni en el Centro de Coordinación Estratégica en Puente 12 en La Matanza, ni el Mar del Plata, Pinamar, y Necochea, donde estaba previsto que tenga su epicentro la fallida protesta policial de este jueves 11.

La movida se desinfló después del retiro de servicio de 400 uniformados que participaron de la rebelión de septiembre de 2020 y del encendido mensaje que dieron el gobernador Axel Kicillof y el ministro de Seguridad, Sergio Bernifrente a las cámaras este miércoles.

El grupo de Facebook Policías Reclamando, que tiene 66 mil seguidores y el año pasado tuvo un papel protagónico la revuelta que terminó rodeando la Casa de Gobierno en La Plata y la Quinta de Olivos, esta mañana convocó sin éxito a uniformados frente al Ministerio de Seguridad y a Puente 12Fue el último posteo.

Desde la cartera de Seguridad dijeron a Diputados Bonaerenses que “la hipotética protesta surgió de un grupo de Facebook pero no tenía ningún reclamo real, más que la política cruzada en el medio”. En rigor, la situación salarial dista notablemente de aquella planteada en septiembre pasado.

La lectura que hacen desde los despachos de calle 1 y 53 es que la movida fue “porque sabían que se venía las sanciones” quisieron “apretar para que se dé marcha atrás”. “Los medios movieron el petitorio como si fuera real pero en realidad no es legal y tampoco recibirlo lo es, terminaron alentando la protesta”, agregaron.

En cuanto a la decisión de retirar de servicio a 400 efectivos que participaron de la revuelta de 2020 y a los que se le reducirá el sueldo un 50% hasta tanto se determine la situación de fondo, desde Seguridad dijeron a este medio que “se hizo un trabajo quirúrgico”. Además, adelantaron que hay 1.800 más bajo investigación.

“En esta primera etapa se da un dictamen primario por la falta grave al código de reglamentación interna de la Policía, las leyes y la constitución. Se los retira del servicio hasta que haya un dictamen definitivo que posiblemente sea la baja porque vamos a seguir sobre las sanciones”, adelantaron.

Según las actuaciones de la Auditoría General de Asuntos Internos (AGAI), de esos 1.800, hay unos mil que ya están identificados como personal que debía estar cumpliendo servicio, pero en vez de hacerlo fueron a protestar en los distintos puntos de concentración del año pasado y habrían violado el decreto 1050/09.

Otro punto no menor es que desde la cartera a cargo de Berni tienen planificado hacer “sanciones in situ” en caso de que haya una nueva protesta y que giraron las actas de los 400 uniformados por pedido de la Justicia provincial para que se abra un proceso penal por el “daño a las instituciones”.

Por su parte, el presidente de la Defensoría Policial, Luis Tonil, dijo a Diputados Bonaerenses que “la protesta no se hizo se dejó para más adelante para ver si hay más desafectados” y porque al llegar a Puente 12 se encontraron con efectivos de otras fuerzas por lo que decidieron “no confrontar”.

Consultado por los motivos del reclamo, Tonil señaló que tiene que ver con los salarios que “siguen por debajo de la línea de la pobreza” y también con las sanciones dado que consideran que las listas se armaron con “suma arbitrariedad”.

El armado de las listas fue irregular dado que cerca del 50% de los uniformados no participó de las protestas del año pasado”, precisó y agregó: “No se puede determinar la actuación individual de todos”.

Ayer el titular de la cartera de Seguridad, Sergio Berni, fue al hueso al denunciar que la movida partía de “un grupo un grupo minúsculo de personas que basándose en el anonimato intentan empujar a aquellos incrédulos a violar las leyes” e incluso los sindicó  como “expolicías y exonerados por ladrones”. Además dijo que el interés era por la “caja millonaria de la sindicalización”.

Después de eso Berni desde Florencio Varela donde entregó móviles y motos hizo formar a los efectivos que presenciaban el acto en una demostración de fuerza que sabía estaría televisado. “Agrupación, firme. Orden, vocación para servir a la Provincia”, gritó el funcionario a la tropa, que se alineó automáticamente.

En tanto, Kicillof valoró el incremento del 41,3% promedio de bolsillo que recibieron los efectivos durante el 2020, aseguró que la recomposición salarial “va a llevar tiempo” y cuestionó a la administración de María Eugenia Vidal por “sacarles un 30%” de poder adquisitivo.

“Lo que le pedimos a nuestra fuerza, dentro de la ley todo, fuera de la ley nada, nosotros nos comprometimos y estamos cumpliendo, lo mismo pedimos de nuestra fuerza policial”, concluyó ayer su discurso Kicillof.

Fuente: DIPUTADOS BONAERENSES/PROVINCIA

 

Noticias Relacionadas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *