Abandono de los mellizos africanos en Bahía Blanca: la causa será investigada por la justicia provincial y federal

17 marzo, 2021

Es por problemas de competencia. Los hermanos fueron dejados en la puerta de una comisaría el 17 de noviembre del 2020

Eduardo Rucci, Natasha Perrig y los hermanitos de Guinea Bissau que adoptaron y entregaron a una comisaríaEduardo Rucci, Natasha Perrig y los hermanitos de Guinea Bissau que adoptaron y entregaron a una comisaría

La causa abierta por los dos hermanos africanos que fueron abandonados por un matrimonio en una comisaría de Bahía Blanca en noviembre del año pasado continuará siendo investigada una parte por la Justicia Federal y otra por la provincial.

Resulta que la jueza de Garantías 1 de Bahía Blanca, Natalia Giombi, declaró la incompetencia parcial de la causa luego de un pedido efectuado por el fiscal de la Unidad Funcional de Instrucción 8, Marcelo Romero Jardín.

“El fiscal Romero Jardín había solicitado la declaración de incompetencia por considerar que se trató de una infracción a la ley de Migraciones y por consiguiente que continúe en el fuero Federal” indicaron a Télam fuentes judiciales.

Pero la jueza de Garantías declaró la incompetencia parcial y resolvió que en lo que compete a la ley de Migraciones se continúe ante la Justicia Federal como lo había pedido el fiscal Romero Jardín, añadieron las fuentes y consideró que el fiscal provincial “deberá continuar con la investigación sobre un presunto abandono de persona” y ordenó “reserva de las actuaciones vinculadas a los menores”.

Acerca de la disputa en torno a la competencia judicial, se indicó a la agencia de noticias que el representante del Ministerio Público Fiscal provincial había pedido a la Justicia de Garantías que fuera del Juzgado Federal con competencia en Ezeiza, donde está el aeropuerto internacional, con el argumento de que se trató de una infracción al artículo 117 de la Ley de Migraciones.

En el marco de la investigación el fiscal Romero Jardín había recibido un informe de la Cancillería que determinó que “no se hicieron los trámites de adopción por vía consular”.

“Ingresaron solo con la sentencia de adopción del país de origen (Guinea Bissau), pero no hicieron el trámite que debieran hacer, que es pasar por un Consulado para darle legitimidad en la Argentina y continuar el trámite en un Juzgado de Familia”, expresaron las fuentes.

En ese contexto, indicaron que “no es válida la adopción en la Argentina” ya que la sentencia de Guinea Bissau “no es válida acá, no es legítima”, por lo que los dejaron ingresar “por una cuestión humanitaria para que no queden en el aeropuerto”.

Al entrar a la Argentina los hermanitos figuraban con un nombre nuevo, diferente al que tenían en el país de origen, sin haber “legitimado esa adopción en la Argentina”, agregaron.

Los hermanos fueron abandonados el 17 de noviembre del 2020 por el padre adoptivo en la Comisaría de la Mujer de Bahía Blanca. (Google Street View)Los hermanos fueron abandonados el 17 de noviembre del 2020 por el padre adoptivo en la Comisaría de la Mujer de Bahía Blanca. (Google Street View)

En Bahía Blanca también está interviniendo el Juzgado de Familia 3, que ordenó a la pareja que abone una cuota alimentaria ya que los hermanos están en buen estado de salud y contenidos en un hogar de abrigo.

Cabe recordar que los hermanos fueron abandonados el 17 de noviembre del 2020 por el padre adoptivo, que viajó a África para incorporarlos a la familia como otros hijos de la pareja, “previo adoptarlos y haber convivido una semana juntos en el orfanato en el que se encontraban”.

Según la denuncia judicial, el hombre llegó a la Comisaría de la Mujer sujetando a los menores de ambos brazos e informando que era su deseo entregar a los niños, desentendiéndose totalmente de las obligaciones paternas de cuidar, convivir, alimentar y educar. Fue allí que el hombre dijo que los dejaba por razones personales que dificultaban el vínculo con los chicos y la vida familiar.

En la Comisaría de la Mujer de Bahía Blanca el hombre contó que con Perrig trajeron en agosto de 2019 al país a los chicos desde África, donde los adoptaron y se fue.

Para los denunciantes, la actitud del padre constituye maltrato infantil, y señalaron que llegó a la comisaría “sujetando a los menores de ambos brazos y, sin ningún miramiento, informarnos que es su deseo entregar a los niños.

Fuente: Infobae

Noticias Relacionadas

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *